Ignacio Merino, Colón ante los sabios de Salamanca (detalle), ca. 1863. Colección Pinacoteca Municipal Ignacio Merino.
 
El célebre artista peruano Ignacio Merino nació en 1817 dentro de una familia de origen español asentada en la ciudad de San Miguel de Piura. Siendo aún muy pequeño se trasladó a París y es en dicho lugar donde desarrolló su interés por las artes plásticas.
 
Ignacio Merino, como otros artistas peruanos, viajaba a Europa con la finalidad de obtener una mejor preparación artística regida bajo el modelo de la Academia. Durante su estancia en Francia se relacionó con el academicismo, modalidad artística que tiene florecimiento durante el siglo XIX. En 1835, entre sus maestros figuró incluso el artista Raymond Monvoisin.
 
Su regreso a Lima en el año de 1838, siendo él aún muy joven, coincidió con el costumbrismo limeño, el cual influenció en sus obras. Merino entonces realizó retratos de santos limeños y algunas con temas costumbristas sin perder el carácter académico. Durante este periodo se dedicó a dictar clases en la Academia de Dibujo de Lima.
 
Para el año de 1850, retornó a Francia donde tuvo participación en los Salones de París entre los años de 1850 y 1875. En este contexto emprendió varias composiciones sobre la vida de Cristóbal Colón entre ellas Cristóbal Colón ante los doctores de Salamanca con la cual obtuvo la medalla de tercera clase en el Salón de París de 1863 y el reconocimiento internacional. Su obra durante esta etapa se caracterizó por la orientación hacia temas históricos europeos.
 
En el Perú, Ignacio Merino es reconocido como uno de los más emblemáticos pintores académicos surgidos en la primera década del S. XIX. El artista decidió dejar gran parte de sus obras a su país, las cuales son hoy albergadas en la Pinacoteca Ignacio Merino, llamada así en su honor. Falleció en París en marzo de 1876 dejando muchos proyectos inconclusos.